top of page
  • Foto del escritorredcomarcamx

Salud financiera: Tip para ahorrar miles de pesos y algunas "amistades"



¿Cuántas veces has perdido amistades por prestar dinero, brindarles un servico o venderles algo que después no quieren pagarte? Es común: te hablan para pedirte dinero prestado, o para para resolver un problema urgente, y después, no vuelves a saber de ellos o hacen como que no se acuerdan.


𝗔𝗱𝗲𝗺𝗮́𝘀, 𝘀𝗼𝗻 𝗹𝗼𝘀 𝗺𝗶𝘀𝗺𝗼𝘀 "𝗮𝗺𝗶𝗴𝗼𝘀" 𝗮 𝗾𝘂𝗶𝗲𝗻𝗲𝘀, 𝗰𝘂𝗮𝗻𝗱𝗼 𝘁𝗲𝗻𝗴𝗮𝘀 𝗲𝗹 𝘃𝗮𝗹𝗼𝗿 𝗱𝗲 𝗿𝗲𝗰𝗼𝗿𝗱𝗮𝗿𝗹𝗲𝘀 𝗾𝘂𝗲 𝘁𝗲 𝗱𝗲𝗯𝗲𝗻, 𝘀𝗲 𝘃𝗮𝗻 𝗮 𝗺𝗼𝗹𝗲𝘀𝘁𝗮𝗿 𝗼 𝘀𝗲 𝗵𝗮𝗿𝗮́𝗻 𝗹𝗼𝘀 𝗼𝗳𝗲𝗻𝗱𝗶𝗱𝗼𝘀, 𝗶𝗻𝗰𝗹𝘂𝘀𝗼 𝘀𝗶 𝘃𝗲𝗻 𝗲𝘀𝘁𝗮́ 𝗽𝘂𝗯𝗹𝗶𝗰𝗮𝗰𝗶𝗼́𝗻 𝗰𝗼𝗺𝗽𝗮𝗿𝘁𝗶𝗱𝗮 𝗲𝗻 𝘁𝘂 𝗺𝘂𝗿𝗼 𝗱𝗲 𝗙𝗮𝗰𝗲𝗯𝗼𝗼𝗸.


Eventualmente, dejas de hablar con esa persona, pero visto con frialdad, esos prestamos te blindan, esa persona jamás volverá a pedirte prestado, y si lo hace, tendrás toda la razón de negarte. Piénsalo, antes lo hiciste por buena fé, por amistad, pero ¿Y el otro? ¿Es más barato perder tu amistad que pagarte lo que debe o por lo menos hablar del adeudo y de su imposibilidad de pagarte?


El 𝗧𝗶𝗽 𝗽𝗮𝗿𝗮 𝗮𝗵𝗼𝗿𝗿𝗮𝗿 𝗺𝗶𝗹𝗲𝘀 𝗱𝗲 𝗽𝗲𝘀𝗼𝘀 𝘆 𝗮𝗹𝗴𝘂𝗻𝗮𝘀 𝗮𝗺𝗶𝘀𝘁𝗮𝗱𝗲𝘀, es simple:

Si una persona a la que estimas te pide dinero, ofrece solo una parte, por ejemplo, sí te pide 1000 ofrece 200 y di que no tienes posibilidad de prestar más, así perderás menos, las personas sin voluntad de pagar quedarán mal con 1000 o con 200, y tú habrás perdido menos dinero y te liberaste de sentirte comprometido a ayudarle.


Algunas personas piden dinero prestado con mucha facilidad, aunque en el futuro cercano, no tengan una clara idea de cómo saldrán del problema en el que están metidos y menos, tienen una idea de cómo te pagarán cuando prometieron hacerlo.

Nuestro consejo es:

Solamente presta lo que no te vaya a doler perder, la mayoría de las ocasiones en que prestas dinero a tus amistades, ese dinero no regresa a tu bolsillo, lo mismo sucede cuando les vendes algo o haces un trabajo para ellos, esas personas se acostumbraron a vivir así, mintiendo, no te conviertas en una de sus víctimas.


Las personas que te piden prestado, aunque sean tus amigos, tienen la prioridad de resolver sus propias situaciones, jamás tendran como proridad pagarte lo que el dinero que les prestas, lo que les vendes o lo que hiciste por ellos.


Lo mismo sucede cuando "fías", date cuenta, el valor que tú das a la amistad, casi nunca es recíproco en las personas que te piden "fiado" o dinero prestado.

Presta solo el 10% o el 20% y, sí tienes corazón, mejor di que no y arma una buena excusa.


¡Ponte vivo!

bottom of page