• redcomarcamx

Pitón se come una toalla de playa entera, veterinarios la remueven de su cuerpo


Este grupo de veterinarios australianos, lograron salvar la vida a un pitón que por alguna razón desconocida, fue capaz de engullir una toalla de playa completa.

La serpiente fue analizada y tras las placas de rayos x que se obtuvieron, el contenido de su tracto digestivo mostraba el objeto que pudo haberla matado.


Este reptil puede alcanzar una longitud, de cabeza a cola, de 6 metros y unos 95 kg de peso, aunque, normalmente, no llega a medir más de 5 metros de largo y los ejemplares más pequeños tienen una longitud de 3 metros. La pitón de la India tiene una cabeza típicamente triangular, de pequeño tamaño comparado con la longitud de su cuerpo.

Para cazar, las pitones disponen de un sistema de captación del calor de sus presas (animales de sangre caliente) situado en las mandíbulas.

La pitón vive en el sureste asiático y otros ambientes más húmedos cercanos a los ríos, como zonas pantanosas o arrozales.

A este reptil le gusta bañarse y se desenvuelve en el agua a la perfección. Fuera del agua, prefiere ir a ras de suelo, aunque también es capaz de trepar por los árboles y vegetación similar.

Python morulus tiene una esperanza de vida en cautividad de unos 10 años, aunque se han visto casos en que han llegado a los 30 años.

Al no tener veneno, deben matar sus presas por constricción (estrangulamiento).

Las pitones jóvenes comen todo tipo de roedores, lagartos de tamaño pequeño y crías de aves. Las pitones adultas depredan grandes lagartos, pequeños cocodrilos, rumiantes (ciervos jóvenes), cerdos pequeños y monos, aunque lo que consumen más frecuentemente son roedores, sobre todo ratas.

©2020 by RedComarca.com