Nacionales

Alfonso Romo involucrado en explotación del acuífero en la Península de Yucatán, AMLO lo defiende

El jefe de la oficina de presidencia es dueño de una empresa que tapó un cenote y destruyó flora y fauna. El presidente de México, Andrés...

El jefe de la oficina de presidencia es dueño de una empresa que tapó un cenote y destruyó flora y fauna. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, salió este martes en defensa de su jefe de gabinete, Alfonso Romo, a quien definió como "gente de bien" frente a una investigación periodística que lo señala por conflicto de intereses y dañar un acuífero con sus negocios privados. "Lo estimo mucho, lo considero una gente de bien", expresó el mandatario en conferencia de prensa en Palacio Nacional, donde relacionó el reportaje periodístico con una supuesta campaña de los "conservadores" en contra de su gobierno. El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Función Pública (SFP) investigará a Alfonso Romo, jefe de gabinete, por el reportaje periodístico que lo responsabiliza del daño ambiental y explotación laboral de la empresa Enerall. Desde La Mañanera, el mandatario dijo que es un caso que se tiene que investigar porque en su administración ya no hay impunidad. Grave daño en un cenote, amplia explotación del agua subterránea y destrucción de flora y fauna en la Península de Yucatán son algunas repercusiones de la operación de la empresa Enerall, fundada en 2007 por Alfonso Romo Garza, actual jefe de la oficina de la Presidencia. Lo anterior se averiguó en una investigación realizada por la plataforma latinoamericana de periodismo CONNECTAS, Aristegui Noticias, Proceso, Ruido en la Red, Univision, Vice en Español y el apoyo del International Center for Journalists (ICFJ). La empresa de Romo, fue investigada por destruir un cenote, pero todo quedó en una multa y no se remitió el expediente para una averiguación penal. Destrucción de un cenote En resumen, la investigación arroja que un daño ambiental en la Península de Yucatán llevó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a investigar en abril de 2018 el megaproyecto de biotecnología fundado por Romo Garza. Los inspectores encontraron un cenote de 5,500 metros cuadrados tapado con tierra, rocas y despalme y convertido en solo fango. Pese a esos hallazgos, la Profepa no remitió el caso al Ministerio Público para que investigara si los hechos habían configurado un delito ambiental. Explotación del agua subterránea La responsable fue Enerall, empresa fundada en 2007 y una década después, mediante un esquema de acumulación de territorio con el que reunió casi 15,000 hectáreas, se convirtió en la mayor explotadora de agua subterránea para uso agrícola de la Península de Yucatán y la tercera en todo el país. Para su expansión intervino áreas de la selva maya y comprometió el hábitat y la fauna asentada en esas zonas. En las Manifestaciones de Impacto Ambiental (MIA) aprobadas a Enerall se prevén 11 medidas para mitigar daños medioambientales. Sin embargo, se desconoce cómo las implementaron y los resultados. Inacción de la Profepa y Conagua Profepa no ha practicado auditorías para verificar su cumplimiento y Conagua tampoco ha realizado evaluaciones para analizar la calidad del agua en los predios de la empresa. El cenote, de hecho, fue tapado a pesar de que en las MIA Enerall aceptó preservar esos cuerpos de agua y que carecía de permisos para intervenir en el que fue destruido, según la averiguación de Profepa, que cerró el expediente con una multa y una clausura temporal del rancho donde se encontraba el reservorio dañado. Cacique del agua en territorio maya La rápida expansión de la empresa convirtió a Romo Garza, a través de Enerall, en un cacique del agua en territorio maya. La compañía necesita grandes cantidades del líquido para cumplir la visión de su fundador de convertir en fértiles suelos improductivos por ser pedregosos. El objetivo es acelerar el ciclo de la naturaleza dos siglos, como explicó en su momento el propio Romo, ingeniero agrónomo de 69 años. “Si ustedes van de Cancún en carro a Mérida, no hay nada. Bueno, pero toda esta zona está asentada en agua. ¿Qué hicimos? Lo van a ver”, dijo a un grupo de emprendedores en marzo de 2017 durante un foro de la revista Forbes. “Usando tecnología de punta, mexicana, de microorganismos, estamos convirtiendo suelos de improductivos en productivos. Lo que la naturaleza hace en 200 años, lo estamos haciendo en un año”, indicó. La tecnología usada por la empresa La tecnología empleada por Enerall para lograr los objetivos en Yucatán se basa, entre sus componentes fundamentales, en el uso de un sistema que extrae agua del subsuelo para regar las tierras 270 días al año a través de 60 pozos y 30 pivotes, cada uno de los cuales se mantiene activo durante 7 horas diarias, de acuerdo con una descripción remitida por la empresa a la Profepa y los expedientes de Conagua. El agua del acuífero de la Península de Yucatán es clave para la zona. Aunque cuenta todavía con recursos masivos, en la última década se desplomó en casi 50% su disponibilidad media anual. Malestar de productores mayas El retroceso en la disponibilidad de agua causa malestar entre productores mayas, quienes desde 2016, según la Conagua, padecen registros históricos de sequía extrema: coinciden en que sus pozos están secos o descienden de nivel por culpa de quienes riegan sin parar. Cuando se dio la batalla legal con la Profepa por azolvar el cenote, en abril de 2018, Romo Garza lideraba el Grupo Plenus del cual Enerall es subsidiaria y, en esas mismas fechas, era coordinador de la campaña presidencial de López Obrador, entonces ya el favorito en las encuestas. También estuvo al frente del equipo que redactó las bases económicas del Proyecto de Nación del actual gobierno, que contempla obras en el sureste del país, como la construcción del Tren Maya, que tendrá una estación a sólo 50 kilómetros de Enerall, y de la cual ya se lanzaron las bases de la primera licitación. El poder de Romo Garza como mano derecha de López Obrador se afirmó el año pasado, luego de ganar su primer round político contra el exsecretario de Hacienda Carlos Urzúa, quien renunció al gabinete el 9 de julio de 2019. Alfonso Romo es el principal conflicto de interés en el gobierno de AMLO, afirma Urzúa Urzúa lo acusó de tener un potencial conflicto de interés por intentar infiltrar las secretarías económicas con funcionarios afines a sus intereses de negocios, lo que Romo negó. Aquella mañana, mientras los mexicanos se enteraban de la noticia, Romo estaba reunido con el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, hablando de nuevas inversiones en ese Estado. El pasado 29 de enero también fue nombrado coordinador del gabinete de Fomento, Inversiones y el Crecimiento Económico en el contexto del Acuerdo Comercial T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá.— Con información de El Diario de Yucatán #ALFONSOROMO #INVESTIGACION #YUCATAN #AMLO

También te puede interesar
    • Por
    • Por
    • Por
    • Por

Comentarios