top of page
  • Foto del escritorredcomarcamx

Menos pensionados y dependientes del dinero público, la desinformación de Covid-19 tiene una razón

¿Se ha preguntado el por qué el gobierno parece no dar respuesta anticipada a un mayor número de contagios en México?

Parecería que esperaron cada etapa de evolución del número de contagiados para actuar sin evitar las graves consecuencias de lo que la OMS declaró como pandemia desde semanas atrás en que el virus se propagara en nuestro país. Parecería que buscaran que el contagio masivo tomara a sus víctimas mortales de forma inevitable antes de desaparecer.

China, Italia, Francia, Gran Bretaña, Corea y Alemania, actuaron de inmediato, pero aquí, el diálogo fue diferente: "No hay por qué sobre reaccionar; ni más, ni menos", fue el mensaje de Hugo López-Gatell, "Todo a su tiempo, apenas va la fase 1, cuando lleguemos a la 2, tendremos otras medidas", como si fuera un instructivo en el que no existen mecanismos eficientes que detuvieran la propagación.

¿Escuchó que el IMSS y el ISSSTE no tienen ya recursos para mantener a más pensionados? ¿No es obvio? Desean que está tormenta epidemiológica les reste al final, parte de la carga que no pueden llevar a cuestas. Los principales afectados por el Covid-19 hasta el grado fatal, son los adultos mayores y quienes padecen ya enfermedades crónico degenerativas ¿De verdad no es obvio?

¿Por qué actuamos con tanta lentitud? ¿Para qué permitir la realización de eventos masivos como el Vive Latino?

Los jóvenes pueden no morir de Covid-19, pero todos somos portadores para infectar a un adulto mayor o a un enfermo. Parece que la instrucción fue: "Deja que suceda".

Detrás de la actitud, aparentemente irresponsable y displicente, queda la duda latente de un plan muy bien orquestado en el que el gobierno quiere desprenderse de miles de "dependientes económicos", pero jamás lo van a aceptar.

De acuerdo con "El Economista", las pensiones absorben más de 50% del presupuesto del IMSS e ISSSTE.

En el caso del IMSS, la mayor parte se destina al pago de la generación de transición.

El presupuesto que tendrían el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el 2019 sería consumido por el pago de pensiones y jubilaciones, de modo que les quedaba poco margen para gastos en inversión o mantenimiento de materiales y equipo.

De acuerdo con información del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), el IMSS contaría con recursos por 746,738.9 millones de pesos, de los cuales 57.9% se destinará al pago de pensiones y jubilaciones, un total de 432,941.1 millones de pesos.

Al rubro al que más recursos le asignarían es al de Pensiones en Curso de Pago de la Ley de 1973, con un total de 306,972 millones de pesos, 11% más respecto al presupuesto del año anterior.

Diversos estudios revelan que el pago de pensiones de la denominada generación de transición, es decir, de los que podrán pensionarse bajo el régimen de la Ley de 1973, representa una presión muy fuerte para las finanzas públicas, pues son pensiones subsidiadas.

Uno de los mayores problemas del pago de estas pensiones es que se rigen bajo el modelo de beneficio definido, en el que las pensiones que reciben los trabajadores son mayores a las contribuciones que realizaron a lo largo de su vida laboral. Es decir, reciben más de lo que aportaron.

Para el pago de rentas vitalicias de la Ley de 1997 (régimen afores), el gobierno presupuestó recursos por 14,236 millones de pesos, 7.5% más a lo destinado en el 2018, mientras que para el rubro de Régimen de Pensiones y Jubilaciones IMSS se asignaron 91,070 millones de pesos.

El gasto en inversión física, es decir, los recursos que se utilizan para la creación o mantenimiento de equipo, será de 12,649 millones de pesos, lo que significa 43.5% más de lo que se destinó en el 2018.

ISSSTE destina hasta 70% a pensiones

En el caso del ISSSTE, su presupuesto será por 323,322 millones de pesos, de los cuales 70% se destinará al pago de pensiones y jubilaciones, con un total de 226,143 millones de pesos, lo que significa 5.1% más que lo presupuestado el año pasado.

Su gasto en inversión será por 1,606 millones de pesos, lo que representa una reducción de 0.83% respecto de los recursos que destinó en inversión en el 2018.

Del gasto en inversión, 60% será destinado a la adquisición de equipo médico y administrativo, y 40% restante será para la construcción, ampliación y remodelación de unidades médicas de los tres niveles de atención, de acuerdo con la Exposición de Motivos.

En el rubro de Pensiones por Riesgos de Trabajo se destinarán 3,621 millones de pesos, mientras que en Pago de Pensiones por Invalidez y Vida se otorgarán 1,052 millones de pesos.

IMSS e ISSSTE representan 75% del gasto total en pensiones

De los 877,464 millones de pesos que se destinarán al pago de pensiones del sector público, el IMSS y el ISSSTE representan 75%, con un total de 659,084 millones de pesos.

En la Exposición de Motivos del PEF, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indica que Petróleos Mexicanos representa 7%, con un total de 63,565 millones de pesos; la Comisión Federal de Electricidad, 5%, con 40,658 millones de pesos para el pago de pensiones, y 13% restante, pensiones del gobierno federal.

La dependencia informa que, con base en las expectativas derivadas de estudios actuariales y la tendencia observada en los últimos años, se espera que el gasto en pensiones aumente de 3.7% del PIB en el 2020 a 4.3% del PIB en el 2024.

Menciona que el envejecimiento de la población, producto de la mayor longevidad y la menor fertilidad, constituye un reto central para la estrategia en materia de pensiones y, en general, para la seguridad social.

¿Entiende por qué no resolver un problema, librará al gobierno de otro problema? Ojalá se haya tratado de negligencia y no de un acto perverso y genocida.

bottom of page